lunes, 2 de abril de 2012


A mitad del mes de marzo ya poníamos sobre aviso a los trabajadores de la seguridad privada del aumento del número de inspecciones a los centros de trabajo, con el consiguiente incremento de expedientes informativos. Con esta hiper-actividad de los inspectores es relativamente fácil generar  sanciones disciplinarias, porque es complicado aguantar como un señor te mira con lupa y te revisa de "cabo a rabo" buscando algún motivo para meterte un parte. Máxime cuando, hasta hace dos días, los encargados de realizar las inspecciones brillaban pos su ausencia en la calle porque, se dedicaban más bien a sacar faena dentro de las oficinas. Ver información publicada en spvsevilla.blogspot.com

Nuestra empresa no se escapa a esta tendencia. ¿Dónde podemos encontrar las razones de semejante cambio organizativo? parece estar claro: sobran vigilantes en la plantilla y hay que aligerarla como sea. Y no dudan en poner en la calle a trabajadores argumentando faltas graves... esas mismas faltas que tiempo atrás se solventaban con un tirón de orejas o unas semanas de empleo y sueldo. No estamos diciendo que no hagan su trabajo, ni que no le llamen la atención al trabajador que esté cometiendo una irregularidad, lo que criticamos abiertamente es la actitud de aquellos inspectores que van "a la caza y captura" del vigilante, porque ese sistema no lo aguanta nadie. Ahora, te lo miran todo, la uniformidad, la mota de polvo en los zapatos, que si no llevas el TIP, que si no estás donde debes estar, !hasta andan midiendo la defensa a ver si portas la reglamentaria! Nos es de extrañar que se amontonen los expedientes y no paren de llamar a trabajadores.

Desde la Sección Sindical de SPV en Securitas Sevilla creemos que no es una dinámica buena y que, finalmente, generará un ambiente enrarecido de los vigilantes hacia los compañeros inspectores. Máxime cuando hay momentos en los que se necesita la complicidad y el consentimiento de los vigilantes para montar "servicios imprevistos" No aprobamos este sistema "encanallado" que creíamos ya desterrado y que nos suena a otros tiempos. Nuestra opinión es que las visitas a los servicios deberían tener un "fin positivo" y no un objetivo claramente sancionador. A los vigilantes de seguridad les hace falta mandos operativos que les generen confianza, que los apoyen cuando se encuentran en dificultad, y sobre todo, que esos mismos señores que ahoran actuan con tanta pulcritud a la hora de exigir el cumplimiento de nuestras obligaciones, funcionen con la misma rigurosidad a la hora de atender las llamadas cuando se les necesita... Si tenéis la mala suerte de toparos alguna vez con un mal inspector, sabed que siempre podéis contar con nosotros para vuestra defensa.

También queremos decir que no todos los compañeros inspectores actuan de la misma forma, los hay que tienen una actitud intachable y siempre están apoyando. Pero sí estamos observando cosas que no nos gustan, propias de personal con poca sensibilidad y tacto hacia sus compañeros, a pesar de que la mayoría de ellos se han puesto el uniforme, no hace tanto tiempo. Nosotros ya lo hemos comentado en alguna ocasión: no todo el mundo sirve para todo, y especialmente, para coordinar un equipo de trabajo hay que estar dotado de unas cualidades muy específicas y, además, saberlas cultivar. 

Compañeros: ¡Tened mucho cuidado con las inspecciones! Máxima colaboración y apoyo al buen inspector y rechazo al mal inspector. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Copyright © 2011 by www.selkhmet.com to SPV en Securitas Sevilla